Mostrando entradas con la etiqueta Situaciones. Mostrar todas las entradas
Charla de vecinas mientras... pasa un vecino.
¿Viste que gordo está? Dice una...
No tan gordo, pesa setenta y seis kilos.
Pero está más gordo que Manuel

***

Hola me llamo Beni y os voy a contar una de las peores experiencias de mi vida. Ahí va:
Mi vecina (que está divorciada) llama a mi puerta. Abro y me dice:
-Acabo de llegar y estoy con unas ganas locas de divertirme, de emborracharme y de f0llar sin parar en todas las posiciones... ¿estás ocupado esta noche?
- ¡Claro que no!
Entonces ¿me puedes cuidar al niño?



Estaba una mujer con su amante en la cama, en una tarde lluviosa, cuando imprevistamente, se oye llegar al marido... Al hombre desnudo, no le quedó otra que salir corriendo por la ventana...
Creyendo disimular, se sumó a un grupo de personas que estaban haciendo footing... y una de ellas le pregunta: ¿Siempre sale así a correr? Y él contesta: Sí, me da una sensación de libertad...
Ahh mire que bien... ¿y siempre lleva un preservativo puesto?
No... sólo los días de lluvia

Caminando por el desierto
Tres tipos caminaba... por el desierto, un argentino, un inglés y un alemán caminaban y caminaban sy sin nada de comida.
Dijo el inglés... haré un sacrificio y coartaré mi brazo... se cortó un brazo y comieron dos semanas...
Pasaron los días y no había comida... dijo el alemán... me sacrificaré y cortaré una pierna, se cortó la pierna y un mes comieron...
Entonces el argentino saco la pija... y el alemán dijo: Ohhh salchicha
¡Que salchicha ni salchicha, una lechita y a la cama!

Tres amigos están discutiendo sobre la cosa más rápida del mundo:
El primero dice: Yo creo que la cosa más rápida del mundo es el rayo; cuando cae del cielo, baja tan rápido que ni los ves.
El segundo dice: Yo creo que la cosa más rápida es la luz, porque cuando llegas a tu casa y le aprietas al interruptor para encenderla, pulsas y al instante, sin darte cuenta está encendida.
Y el tercero sentencia: pues yo creo que hay otra coas más rápida que el rayo y la luz.
Los otros dos preguntan: ¿y cuál es?
La diarrea. Una noche estaba en el campo y de pronto se me retorció el estómago, salí para mi casa como un rayo y cuando encendí la luz, ya me había cagado.

Le dice por teléfono una mujer a su esposo:
-Gordo, perdóname te dí las pastillas para los nervios en lugar de las de la diarrea ¿como estás?
Bien mi amor, todo cagado, pero tranquilo